viernes, 3 de octubre de 2008

Mordiendo la manzana del pasado


voy a contar una historia sucedida hace tiempo
sobre una chica y lo que creía su amor verdadero

todo comienza un frió mes de invierno
días de lluvia y viento
mientras que la nieve que cae sin parar
se convierte así en una estación para amar

una joven chica de pueblo
se ve atraída por un chico ajeno
alguien que aun no conoce
pero hace que su mundo se desmorone

busca como poder hablar con el
pero la timidez llega
cada vez que el se acerca
un día decide actuar
y va con decisión y valor
a presentarse al chico que sera su primer amor

dulcemente hablaron, rieron..
se miraron, se divirtieron..
todo era genial
y así empezó el romance fatal

días mas tarde de empezar a salir
la personalidad del chico empieza a resurgir
era todo lo contrario que ella esperaba
y por eso se encerraba en su cuarto y lloraba... lloraba

pasaron meses hasta terminar con la relación
pero aun estando mal con el...
a ella eso le destrozo el corazón

se quedo sin aliento...
sin razón...
e incluso noto que no le latía tan rápido el corazón


el chico tubo que marchar
pues era la época de matar
de cumplir con su deber
y marchar donde debiera ser

antes de marchar
el la volvió a hablar
le contó que la quería
que nunca mas la maltrataría

ella reacciono y le dijo que si
mientras saltaba de ilusión

gran error...
pues pasado un tiempo el volvió
y todo cambio
si antes era mal...
ahora todo es peor...


y ahora la chica descubrió
que el amor es como aquella manzana
de aquella historia de blancanieves
sabes que esta envenenada
y que sufrirás
y quizás morirás...

pero es tan dulce la tentacion
y tan agradable su olor
que....
¿quien podría decir que no...?


y así pasado un tiempo
la desaparición de la chica
fue a peor
y murió pues tenia roto el corazón
por todo lo que sufrió


pero....
¿como decir que no...
a tan dulce tentacion?

2 comentarios:

Nébula dijo...

Ains, aquí ando, despacito despacito a ver si puedo al menos firmarte las entradas, que sepas que me gustan mucho las ilustraciones que escoges eh? esta sin ir más lejos es de una de mis ilustradoras preferidas, Nicoletta Ceccoli :)

Ains, el amor, el desamor...hay tentaciones que matan .*

AnaBosch dijo...

:D
Que ilustraciones preciosas acompañan tus escritos... son tuyos, no? Me parecen muy dulces... con dejos de romance y nostalgia