martes, 25 de noviembre de 2008

sufriendo en el silencio


Se escuchan
sus pasos
se acerca...
despacio...

Una lágrima viajera
se atreve a salir
no sabe que asi es peor
que todo será mucho peor...

Sus palabras
me hieren
me atacan
me matan

No reconozco...
a aquel hombre que me enamoró
me acuerdo aún cuando venía
me buscaba
y en sus brazos me arropaba

Qué lejos queda ya todo
mientras siento sus palabras...
mientras siento sus manos...
esos recuerdos se escapan
marchan
no quieren ver
no se atreven a ver
lo que ahora es

Marcha otra vez
yo me siento bien
pero sé que volverá
que vendrá...
que esto no terminará...

Me miro en el espejo
veo las marcas que ha dejado
¿Quién soy?
¿Qué es esto?
ya no me reconozco frente al espejo
sólo veo una maraña de sentimientos
perdidos
sin encuentros

Otra vez...
escucho tus pasos
tus palabras...
se han convertido
en esta carga
y esta casa...
amiga muda
compañera de mi carga

La única que conoce
qué pasa cuando él...
él llega a esta casa

8 comentarios:

Jose Alberto Caja dijo...

no lo entiedno.
como puede ser?

no eres más por levantar la mano.
te sientes superior?
al contrario. eres gilipollas. eso es lo k eres.

no puedo creer que siga pasando esto...

libertad!

Nébula dijo...

me gustó mucho lo de la maraña de sentimientos perdidos sin encuentros, cada día mejor mejor mejor ;)

Alicia. dijo...

Un poema muy apropiado. Ayer fue el día internacional contra la violencia de género.
Nunca llegaré a entender porque hay hombres que maltratan a las mujeres que se supone que aman.
Quizás es porque se sienten muy inseguros. Pero esa no es razón suficiente ni mucho menos.

Me ha encantado el poema ^_^
besos!

Proyecto de Escritora dijo...

Es un bonito homenaje a las victimas que sufren a diario el maltrato de unos seres muy inferiores.

Te felicito.

UN besito niña!

AnaBosch dijo...

:D
Tus letras cada vez vuelan mas por sensaciones
sutilezas y magias
:)
Me siento muy honrrada por tus comentarios
:)

Mer G.G dijo...

No entiendo el derecho de posesion que creen tener algunas personas con otras...y mucho menos hacer algo asi,sentirse superiores a alguien causandoles dolor...

Mer

Favio dijo...

Sus palabras
me hieren
me atacan
me matan


como podemos dejar que una persona influya tanto en nosotros? nosotros creo le damos permiso para eso..
tal vez no debamos entregarnos tanto..

silvia dijo...

Me encanta el mensaje, el código, el modo de tratarlo, el ritmo del poema... Transmites...

Enhorabuena!!