lunes, 3 de noviembre de 2008

Flor de interior


Suzanne Woolcott

Miro a las plantas
que decoran la habitación
las veo tan hermosas
tan frágiles...
desprenden tan buen olor...

Tuve envidia
y pensé...
imaginé...
que si me vestía con esos colores
y me plantaba en una maceta
quizás y solamente quizás
tú te fijarías en mí

Y aquí estoy
plantada en una maceta
metida en mi habitación
quizás suene ridículo pero...
¿Ahora me ves hermosa?
no digas nada...
ya sé que no...

6 comentarios:

Nuka dijo...

Hola ^-^

Curioseando he encontrado tu blog y me ha encantando.

Tus poesías son preciosas y las imágenes que pones son muy bonitas.

Muchos besos y hasta otra.

Bai...

Nébula dijo...

lo que somos capaces de hacer porque la otra persona sepa que existimos eh?
me ha encantado el final, real como mi vida misma n_n

(te queda muy chulo el nombre de la ilustradora en rojo ^^ )

mil besos de caramelo .*

(nena, haz lo del twitter, mira abajo en mi blog y verás, podemos hablar por ahí si el msn no va :) )

Proyecto de Escritora dijo...

Que chulada de imagen...a veces tenemos que convertirnos en lo que no somos para que ese alguien se fije en nosotros, pero no nos damos cuenta de que al hacerlo perdemos lo que sí somos y quizás ni consigamos que se fijen en nosotros y además acabemos con los pies mojados y llenos de tierra...

Un besito!

Nébula dijo...

siempre me quedaran abrazos para ti cielo n_n

AnaBosch dijo...

Que plantada...
tan deseada...
tan solita...
tan poetica

Fray-Tuko dijo...

No creo que me haya ocurrido nunca que alguien haya hecho eso por mí, pero no sé... como fulano que soy me sentiría un poco incómodo, tal vez. Aunque claro, yo tengo unos valores y una manera de pensar quizás un tanto peculiar.

Desde luego, "Tas", a ti este tema del amor te ha marcado a fuego. Y no comprendo por qué parece preocuparte tanto, cuando al menos Dante siempre te dice jamás tendrás problema siendo tan... increíble como dice que eres. Y yo lo secundo. Aunque bueno, mi opinión también la conoces de sobra.