miércoles, 10 de diciembre de 2008

Amar sin amor


Mefitica


Cae tu lágrima
desalmada
en mi cuerpo desnudo

Tus labios pronuncian un nombre
entre susurros
apenas puedo escucharlo
apenas quiero escucharlo...

Sabes que es mejor no hablar
sé que es mejor no escuchar
los dos somos mayores
los dos sabemos las intenciones

Vivimos de las migajas de compasión
los restos que quedan
cuando nos absorben el corazón
unidos por una pasión
que casi se ha vuelto una obsesión

No intentes hablar
pues yo no escucharé
no me mires
que yo no soy
la que quieres ver

No llores otra vez..
lo entiendo
lo entiendes...
esto es lo que ves

8 comentarios:

kaho dijo...

Hay momentos de la vida, y hay personas en el camino, en los que las explicaciones no se consideran necesarias luego de oir lo que habia que decir. ¿Para que tantos rodeos?

Es mejor sufrir en calma.

Adilon dijo...

Si la vida es retorcida, el amor lo es el doble y todo lo bueno que da, parece que siempre tiene que compensarlo con algo malvado, unas veces es incomprension, otras celos... etc etc, espero que tengan razón en eso de "no hay mal, que por bien no venga", sublimes tus palabras :)

Favio dijo...

es verdad que vivimos de las migajas de compasión de los demás, de los restos que deciden darnos pero también tenemos que aprender que valemos un poco más que eso no?
claro que si uno está obsesionado no hay mucho por hacer..

Nébula dijo...

me encanta el principio, la lágrima desalmada, acaso no lo son todas? n_n


mil besos cielo .^

Fray-Tuko dijo...

Yo a lo bruto: ¡agua fría vaaa!

Lo primero, que en la vida tiene que haber algo que no sea triste. Era bueno buscarlo y grabártelo a fuego en la región del cerebro apropiada.
¡Vamos, tronca, pero si tú eres la más alegre de las criaturas!

Y lo segundo, que todo se acaba. O hacemos que termine, pues solo queremos las cosas un tiempo, más o menos largo, y luego nos cansamos. Solo hay que asumir esto (¡oh, qué corazón de hielo tiene Fray!) y dar un paso más hacia adelante. Como todos los días.

Alicia. dijo...

Amar sin amor...
A veces estamos tan desesperados por amar que escogemos la persona con la que debemos estar, al azar. Luego ya es demasiado tarde. Amamos sin amor.

Alda dijo...

Otras veces, uno solo necesita tan desesperadamente unas palabras, o unas caricias, que no mira de quien las recibe.

Después, algo saciada la sed, los ojos se abren... y los corazones se cierran. Solo fue un sueño.

Alda dijo...

PD: Me ha encantado el detalle de que hayas incluido la canción "The piano duet" en tu lista, tiene un algo que se me quedó desde que la escuché en el cine ;)