miércoles, 1 de abril de 2009

Alas de metal




Escapa del reflejo
creado por un viejo espejo
recorre calles infinitas

Tropieza entre la chatarra
oxidadas las ganas de seguir
busca refugio donde huir

La mirada congelada
las palabras ensordecedoras
nada queda
tan solo sombras

Imagina ser ave de paso
crea alas con metal
nunca llegará a volar...

Pero ella...
nunca se rendirá

6 comentarios:

El chache dijo...

Me ha gustado mucho lo que he leido aqui.
Un placer como siempre.
Un saludete

Favio dijo...

años de guerra
dolor y pena
al final una cancion
una triste condena..

un beso grande que aun busca :)

Nébula dijo...

nunca hay que rendirse, no sabemos que nos depara el mañana :)

Proyecto de Escritora dijo...

A veces sentimos que nuestras alas nos pesan en la espalda, pero al menos las tenemos.
Besos!!

elquecreequecrea dijo...

Quien puede herir las enormes alas de la esperanza para ya no poder volar??
Bordadas en suaves plumas, las alas de la confianza se vuelven metal ligero ante lo adverso siendo estas mismas mi refugio seguro durante un viaje que jamás terminara

Saludos................Sergio**

Adilon dijo...

Eres una chica lista, en vez de hacerte alas de cera como Ícaro te las haces de metal... hmm creo que yo tampoco soy de los que se rinden, es lo que tiene ser un cabezota, no es así? :)